Madres y padres de manos ocupadas y mirada distraída


Seamos sinceros y sinceras como madres y padres de familia, ¿cuánto tiempo tenemos el celular en la mano o estamos distraídos mirando la pantalla? Sé perfectamente que los tiempos actuales son más demandantes que en antaño. Ahora, el trabajo ya no se queda en la oficina, sino que está constantemente con nosotros, y por ende, sentimos la obligación de estar muy al pendiente de nuestro celular, ¿pero esto qué impacto tiene en los hijos?


Durante algún tiempo se puso de moda el concepto de tiempo de calidad. Era entendible, en su momento, hablar de ello. Mamá y papá estaban muy ocupados con sus respectivos trabajos y demás obligaciones de adulto, por lo que se recomendaba que, al menos, se le brindará algún tiempo de calidad a las niños y niños.


¿Pero qué ha sucedido? Actualmente ese tiempo de calidad también se ve inmerso con los pendientes que surgen desde el aparato tecnológico. Correos, mensajes, notificaciones. Uno tras otro, uno tras otro, uno tras otro. Demandan atención, y, desgraciadamente, muchas veces les damos el sentido de urgencia.


¿Sabían que se están haciendo estudios para encontrar la relación entre el uso del celular y la atención?* Al parecer, vivimos en una época en que se nos dificulta prestar atención a una sola cosa durante mucho tiempo. Una generación con déficit de atención y altos niveles de estrés, sumándole, la poca paciencia. ¡Uy! Un ambiente inadecuado para que un niño o una niña crezca.


Esta realidad, nos está superando, por eso hoy quiero hacer una invitación para que dejemos esos aparatos tecnológico (celulares, tabletas, iWatch y derivados) y usemos, verdaderamente, las dos manos para guiar, los brazos para abrazar, nuestros ojos para cuidar y velar por el bienestar de nuestras hijas e hijos.


No podemos continuar como madres y padres con las manos ocupadas y las manos perdidas. Hoy más que nunca necesitamos ser madres y padres atentos, vigilantes, ante los enormes peligros del mundo. Madres y padres que acompañemos a nuestros hijos e hijas en descubrir un mundo lleno de maravillas. Brindarles y colmarles de nuestro afecto y cariño.


¿Y saben qué es otra cosa que se suma a esta preocupación? Que, al estar tan distraídas/os, permitimos que esos mismos aparatos (a los cuales nos esclavizamos), sean los "eduquen".


Mamá y papá que me lees, te pido, desde lo más profundo de mi ser, que dejes por largos periodos el celular y te permitas disfrutar de tus hijos e hijas. Muchas veces es más importante estar, que tomar una foto o un video para subir a las redes sociales.


Nos vemos muy pronto.

35 vistas

462-160-2960

C. 8A # 346 entre 31A y 31B

San Esteban - Mérida, Yucatán

  • Psicólogo Edgardo Flores
  • Icono social Instagram