Los 5 pasos para tener un hijo "malcriado"

Actualizado: 26 de abr de 2018

Dicen por ahí que los niños ya no son como antes. Ahora vienen "revolucionados" y no hay forma de educarlos. ¿Pero será, en verdad, que los niños son diferentes? ¿O será acaso que somos los padres quienes hemos modificado nuestra forma de educarlos lo que da como resultado reacciones diferentes en nuestros hijos?


Durante mi formación universitaria llevé una materia que lleva por nombre "Desarrollo Humano". Es de las materias básicas, pero pilares para poder comprender otras tantas que llegarían a futuro. En este materia nos enseñaron cómo se iba desarrollando una persona. ¿Y saben qué? En ningún apartado hizo mención que los niños fueran diferentes ahora a los de hace varios años, es decir, desde la perspectiva evolutiva y de desarrollo, los niños son y han seguido ciertos patrones esperados. Ni más ni menos.


¿Pero entonces por qué ahora son tan difíciles de controlar, son más exigentes, menos tolerantes a la frustración, desesperados, inquietos. ¡Vaya! Como dirían nuestras abuelitas: "todos unos malcriados".


Los tiempos sí han cambiado, y hay que reconocer que a los padres de familia se nos ha bombardeado de dudas sobre la forma de educar. Ya no sabemos si lo estamos haciendo bien o mal,  por ello, hoy quiero darte algunos consejos a seguir para hacer de tu hijo todo un malcriado, es decir, uno más de tantos que existen ya en la actualidad.

  • SOBREPROTÉGELO. Evita, hasta el extremo, que pase por dificultades o que sufra. ¿Les suena conocida la frase "yo no quiero que mi hijo/a sufra lo que yo sufrí"? Pues, sigue tus instintos sobreprotectores y cuídalo de todo: del sol, del polvo, de las enfermedades, de los demás niños, de ser rechazado, de los fracasos, de malas calificaciones, de reprobar, de los errores. Sobreprotégelo. Crearás en él una imagen de necesidad constante de ti y de incapacidad.

  • DALE TODO LO QUE PIDA EN EL MOMENTO QUE LO PIDA. Porque tú puedes hacerlo, porque si bien tú creciste con carencias, hoy tienes la capacidad de darles aquello que tú no tuviste. ¿No para eso trabajas? ¿Para darles lo mejor? Pues, hazlo, dales todo aquello que pidan: juguetes nuevos, tabletas, celulares, juegos de video, pizza, hamburguesas, viajes, dinero, netflix. Con ello lograrás que no toleren ni un ápice la frustración de la espera. Hoy esperar es de tontos, ¿no?

  • HAZ DE ÉL/ELLA EL CENTRO DE ATENCIÓN. No te preocupes por tu bienestar. Ella/él es más importante y asegúrate que lo sepa, tanto con palabras como acciones. Recuérdale que es el rey/la reina del hogar y lo que pida son órdenes. Con ello lograrás que crea que todo el mundo está a su disposición, y tratará a todos con desdén y exigiendo. Porque, claro, ella/él es lo más importante del universo.

  • PERMÍTELE QUE HAGA LO QUE LE PLAZCA. Bajo ninguna razón o circunstancia le pongas límites, porque estarías coartando su desarrollo o su potencial. Ellos necesitan experimentar, hacer y deshacer. Nunca sabes si te encontrarás con algún genio creativo. Los límites coartarán eso, además de que les puedes generar algún trauma si los reprimes. Obviamente si alguien intenta ponerle límites, oponte rotundamente. ¿Qué se creen?

  • LO MATERIAL ES MÁS IMPORTANTE QUE EL TIEMPO QUE PUEDAS BRINDARLE. Ignóralo el mayor tiempo que puedas, eso lo fortalecerá. De preferencia que siempre tenga alguna actividad por hacer o algún aparato tecnológico para distraerse. Tú tienes que seguir enfocado/a en tus proyectos y, claro, en seguir obteniendo los recursos necesarios para darle siempre lo mejor. Ignora las voces que digan que lo mejor eres tú.

Éstos son sólo algunos tips que debes seguir si quieres hacer de tu hijo alguien berrinchudo, intolerante a la frustración, incapaz de soportar las dificultades de la vida, impaciente, exigente, irrespetuoso de las figuras de autoridad, materialista, perezoso, agresivo, manipulador, convenienciero, alguien que siempre busque lo más fácil, antiético, entre otras características modernas de nuestros niños y jóvenes. ¿Ya las haces? ¡Felicitaciones!


*Este artículo está escrito en forma irónica, con el objetivo de hacer conscientes a las madres y padres de familia sobre los errores educativos que podemos estar cometiendo con nuestros hijos.


2 vistas

462-160-2960

C. 8A # 346 entre 31A y 31B

San Esteban - Mérida, Yucatán

  • Psicólogo Edgardo Flores
  • Icono social Instagram