Deporte y crecimiento personal

Actualizado: 26 de abr de 2018


¿Cómo van esos proyectos de inicio de año? ¿Poco a poco vas realizando las acciones para alcanzar las metas que te has propuesto? ¡Excelente! Verás que cada paso te hace más fuerte, más ágil, estarás más concentrado e irás superando los límites que creías que tenías.


Uno de los proyectos comunes que hacemos cuando inicia un nuevo año es el de comenzar a hacer ejercicio o mejorar nuestro rendimiento, ¿no es cierto? ¿Te lo pusiste como meta este año? Y es que en la actualidad es algo necesario dado que los indicadores de obesidad van creciendo más y más y esto trae como consecuencia una serie de afecciones negativas en nuestra salud: hipertensión, diabetes, enfermedades cardiovasculares, entre otras.


Permíteme compartirte que a mí me encanta correr. Comencé hace, más o menos, 3 años. Previo a eso lo hacía de forma esporádica, pero empecé a ponerme metas: primero estar caminando-trotando al menos 30 minutos; luego me enfoqué en los kilómetros: 3, 5, 10, 15, y recientemente alcancé el objetivo de correr medio maratón en el pasado "MaraTho'n" de Mérida (¡21 kilómetros!). Ahora ya me estoy preparando para un maratón. Dicen que es una experiencia extraordinaria... ¡Y una locura!


Mucho se habla de los beneficios que el ejercicio trae a nuestra salud física, ¿pero te has preguntado sobre los beneficios que también trae en el ámbito psicológico, emocional y social? Resulta que diversas investigaciones se han enfocado en demostrar la relación que existe entre la realización de alguna actividad física o deportiva y el impacto en nuestro desarrollo personal.


Parte de los beneficios que han encontrado las diversas investigaciones están:

  • Ayuda a construir una autoestima más fuerte

  • Fortalece la autoimagen

  • Mejora en la calidad de vida y bienestar emocional

  • Complemento para la disminución de la ansiedad y la depresión

  • Protege contra el estrés laboral y/o académico

  • Apoyo para el tratamiento de patologías alimentarias (anorexia y bulimia)

  • Mejoría en la atención, concentración y memoria

  • Realizado en grupos, consolida habilidades sociales

  • Contribuye al fortalecimiento de una identidad personal

  • Mejora la disciplina personal

Así como lo vez, realmente el hacer alguna actividad física, llámese gimnasio, crossfit, correr, karate, box, natación, ciclismo, calestenia, o el que sea, trae una serie de beneficios no únicamente a nivel físico, sino también en el área psicológica.


A mí me sucede que el correr se vuelve terapéutico, ya que me he tenido que enfrentar a muchos miedos, a resistencias personales, a creencias infundadas del límite, sentimientos de fracaso y frustración, incluso me ha ayudado a consolidar valores como la humildad, y claro, también la disciplina. Me ha permitido, incluso, resolver ciertas problemáticas que tenía, ya que mientras corría iba pensando en las diversas alternativas y hallé la adecuada.


También a un mejor manejo emocional, porque el ejercicio sirve para canalizar las tensiones, el enojo, la decepción, la tristeza y ayuda a ver las situaciones de una perspectiva diferente. Aprendí a manejar los temores  y demostrar que más que una lucha conmigo había que aceptar y agradecer lo que soy. Me ha ayudado a amar mi ser corporal (porque soy cuerpo) y me ha permitido compartir con nuevos amigos que también practican lo mismo que yo y que, entre todos, nos vamos motivando para lograr las metas personales.


Sí, amiga y amigo, el hacer ejercicio trae muchísimos beneficios. ¿Estás lista/listo? No lo pienses más, ¡actúa! Ponte los tenis y empieza ya. Gradualmente verás el enorme beneficio que esto traerá a tu vida.


¡Nos leemos en una próxima entrega!

1 vista

462-160-2960

C. 8A # 346 entre 31A y 31B

San Esteban - Mérida, Yucatán

  • Psicólogo Edgardo Flores
  • Icono social Instagram